Trams project enters latest phase

Edinburgh’s trams are being presented as a clean, green alternative to cars and buses in the capital.

So, do the claims stack up?

The Edinburgh trams will run on electricity

Modern electric trams may not be an obvious source of pollution, but it all depends on how the electricity is made.

Then there is the question of how many motorists will be prepared to get out of their cars.

As you would expect, the company set up to build them says trams will be an attractive option.

Tie Limited – an arms length operation for Edinburgh City Council – says research shows that 20% of peak hour and 50% of weekend tram passengers in other parts of the UK previously travelled by car.

They also believe trams will be good for city centre business. Dublin is held up as the example where they say that, after trams were introduced, there was a rise of between 20% – 35% of visitors to Grafton Street, the city’s main shopping thoroughfare. Some retailers reported a 25% increase in trade.

Willie Gallagher, executive chairman of Tie Limited, said: “Trams are proven to enhance the quality of environment in the cities that invest in them.

“They will enhance Edinburgh’s reputation as a good place to live, work and visit through a range of environmental benefits from air quality to noise reduction to less congestion.”

Commuters to the north and west of the capital will have the option of leaving their cars at the Ingleston park-and-ride near the airport and travelling to the city centre by tram. Tie says it’ll be a speedy and frequent service, with trams leaving every five minutes.

As trams run on electricity, there’ll be no nasty exhaust fumes along their route. But that doesn’t mean there are no consequences – the pollution will simply appear somewhere else.

The trams obviously have to rely on available power supplies and in Scotland that’s about a third from coal-fired plant, between a quarter and a half from nuclear and the rest from gas and renewables like hydro and wind energy.

One of the main suppliers will be the Longannet power station in Fife – Scotland’s biggest single emitter of the greenhouse gas, carbon dioxide.

The other coal-fired supplier is Cockenzie in East Lothian.

Friends of the Earth Scotland stress that trams are only as green as the fuel they run on.

Photobucket

Favourable comparisons

Head of projects Stuart Hay said: “Trams are an environmentally friendly way of moving large numbers of people efficiently, cutting congestion and local air pollution.

“Despite their efficiency, they will still have global impacts such as CO2 emissions, unless they are powered from renewable energy sources – something Friends of the Earth Scotland wants to see adopted by the Edinburgh scheme.”

They’re seeking assurances that Edinburgh City Council will buy power from one of the “green” tariffs, meaning that the supplier must guarantee to buy energy from renewable sources to match the trams’ consumption of electricity (even though the power will coming through the cables could be from any source.)

The council says they haven’t reached that stage in the contracts yet.

But even if trams are not wholly green, in the beauty parade of environmentally-friendly transport they compare favourably to buses.

Based on other tram systems, eg in Manchester and Croydon, Department for Transport figures show that trams emit 65.0 grams of CO2 per “passenger kilometre” whereas for buses it’s 89.1.

The average petrol driven car emits 182.2 grams of CO2 per kilometre.

For the Scottish Greens there’s no contest. MSP Robin Harper said: “Trams are particularly effective at encouraging people to switch to public transport and away from the car, and will help reduce pollution, congestion and frustration in the capital.

“Over any given length and breadth of road space, trams can transport twice as many people as buses, far more comfortably and efficiently, eventually with zero emissions once we move to 100% renewables.”

Edinburgh’s trams will each have space for 250 passengers, compared to 103 on a double-decker bus.

But hang on a minute. The first phase of the Edinburgh tram scheme will take passengers to the airport – and the Greens want to see less flying.

Robin Harper says: “Without the tram, the numbers of car journeys to the airport would increase, and the area of land sterilised and under tarmac for parking spaces would also increase.

“Simply making the airport less accessible isn’t the right way to reduce the numbers of flights taken. Ministers need to abandon their plans to expand Scotland’s airports and also work to improve train links and other public transport alternatives.”

Photobucket

Anuncios

Team saving Edinburgh Castle from a rocky horror show

Photobucket

EXPERTS have been drafted in to carry out work on Edinburgh Castle rock amid fears that large pieces of rubble could be ready to fall off. Specialist contractors are abseiling down the rock to carry out drilling on the north-west face below the Western Defences.
The work involves the removal of loose surface materials, such as roots and branches, which could increase the risk of rock falls.

David Storrar, regional architect for Historic Scotland, said: “The works we are doing now were identified a few years ago, but there are some pieces of rock which are potentially unstable and need urgent attention.

“I wouldn’t say they were going to fall on anybody immediately, but the nature of the rock is that it is fractured through and through, so it’s always liable to erosion.

“We try to be proactive but because the rock is really quite cracked, we will probably be doing this for evermore.”

The work will involve larger pieces of rock being mechanically secured in place using stainless steel anchors.

The bolts can be up to four metres in length and require holes to be drilled into the rock.

Mr Storrar added: “This is an important rock maintenance operation involving a highly-trained team.

“We undertake rock-scaling operations such as this as part of an ongoing programme of conservation at Edinburgh Castle.

“This work is necessary because of natural erosion caused by wind, rain, ice and sunshine which can loosen the surface.”

Built on the 340 million-year-old remains of an extinct volcano, Edinburgh Castle has suffered several rock falls in the past.

In 2006, a taxi driver had a lucky escapewhen a huge boulder fell and smashed into his vehicle.

Moments earlier he had watched as a tourist was hit on the head by a rock as she tried to flee the crumbling stones. Following the incident, Johnston Terrace was closed for two weeks.

Ben Harte, a professor of geology at Edinburgh University, said: “All rocks are subject to weathering and erosion over time, where time is measured on the scale of thousands of years.

“Rain and wind causes a chemical reaction with the minerals in the rock so that the rock crumbles on a very slow time scale. On vertical faces, rocks will fall off from time to time.”

Last month, drilling began on the Castle Esplanade to find out if the centuries-old rock below can support the weight of a new grandstand for the Tattoo.

Bosses hope to secure funding for new grandstands, which can be put up and dismantled more quickly than at present.

Photobucket

UK’s biggest meteorite impact rocked Scotland

It’s lucky for the good burghers of Ullapool in Scotland that they weren’t around 1.2 billion years ago, because it was around then that the biggest meteorite ever to hit the British Isles would have made a bit of a dent in local house prices.

That’s according to the combined forces of the University of Oxford and the University of Aberdeen, who say that “unusual rock formations” previously thought to have volcanic origins are actually the debris ejected from a meteorite strike which threw material over an area 50km across.

The volcanic theory has always had geologists scratching their heads, since there are “no volcanic vents or other volcanic sediments nearby”. The researchers moved in for the kill by taking rock samples in 2006, and have now published their revelations in the journal Geology.

Ken Amor of Oxford Uni’s Department of Earth Sciences, explained: “Chemical testing of the rocks found the characteristic signature of meteoritic material, which has high levels of the key element iridium, normally only found in low concentrations in surface rocks on Earth. We found more evidence when we examined the rocks under a microscope; tell-tale microscopic parallel fractures that also imply a meteorite strike.”

Professor John Parnell, head of Geology & Petroleum Geology at the University of Aberdeen, chipped in with: “These rocks are superbly displayed on the west coast of Scotland, and visited by numerous student parties each year. We’re very lucky to have them available for study, as they can tell us much about how planetary surfaces, including Mars, become modified by large meteorite strikes. Building up the evidence has been painstaking, but has resulted in proof of the largest meteorite strike known in the British Isles.”

Amor added: “If there had been human observers in Scotland 1.2 billion years ago they would have seen quite a show. The massive impact would have melted rocks and thrown up an enormous cloud of vapour that scattered material over a large part of the region around Ullapool. The crater was rapidly buried by sandstone which helped to preserve the evidence.”

The researchers hope that the evidence they’ve gathered will help them to “understand the ancient impacts that shaped the surface of other planets, such as Mars”, Amor concluded.

Photobucket

Happy Easter!!!

Easter is the most important religious feast in the Christian liturgical year. It is belived by the Christians to be the resurrection of Jesus, which Christians believe occurred on the third day after his crucifixion around AD 33. Many non-religious cultural elements have become part of the holiday, and those aspects are often celebrated by many Christians.

Easter also refers to the season of the church year called Eastertide or the Easter Season. Traditionally the Easter Season lasted for the forty days from Easter Day until Ascension Day but now officially lasts for the fifty days until Pentecost. The first week of the Easter Season is known as Easter Week or the Octave of Easter.

Easter is termed a moveable feast because it is not fixed in relation to the civil calendar. Easter falls at some point between late March and late April each year (early April to early May in Eastern Christianity), following the cycle of the moon. After several centuries of disagreement, all churches accepted the computation of the Alexandrian Church (now the Coptic Church) that Easter is the first Sunday after the first fourteenth day of the moon (the Paschal Full Moon) that is on or after the ecclesiastical vernal equinox.

Easter is linked to the Jewish Passover not only for much of its symbolism but also for its position in the calendar. The Last Supper shared by Jesus and his disciples before his crucifixion is generally thought of as a Passover meal, based on the chronology in the Synoptic Gospels (Matthew 26:17; Mark 14:12; Luke 22:7). The Gospel of John, however, speaks of the Jewish elders not wanting to enter the hall of Pilate in order “that they might eat the Passover”, implying that the Passover meal had not yet occurred (John 18:28; John 19:14).[2] Thus, John places Christ’s death at the time of the slaughter of the Passover lamb, which would put the Last Supper slightly before Passover, on 14 Nisan of the Bible’s Hebrew calendar.[3] According to The Catholic Encyclopedia, “In fact, the Jewish feast was taken over into the Christian Easter celebration.”

Photobucket

Holy week

Holy Week (Latin: Hebdomada Sancta or Maior Hebdomada, “Greater Week”) in Christianity is the last week before Easter. It includes the religious holidays of Palm Sunday, Maundy Thursday (Holy Thursday) and Good Friday, and lasts from Palm Sunday (or in the East, Lazarus Saturday) until but not including Easter Sunday, as Easter Sunday is the first day of the new season of The Great Fifty Days. It commemorates the last week of the earthly life of Jesus Christ culminating in his crucifixion on Good Friday and his resurrection on Easter Sunday.

Photobucket

Saint Patrick (Patrono de Irlanda, nacido en Escocia)

Saint Patrick (Latin: Patricius[2], Irish: Naomh Pádraig) was a Christian missionary and is the patron saint of Ireland along with Brigid of Kildare and Columba. Patrick was born in Roman Britain. When he was about sixteen he was captured by Irish raiders and taken as a slave to Ireland, where he lived for six years before escaping and returning to his family. He entered the church, as his father and grandfather had before him, becoming a deacon and a bishop. He later returned to Ireland as a missionary, working in the north and west of the island, but little is known about the places where he actually worked and no link can be made with Patrick and any church. By the eighth century he had become the patron saint of Ireland. The Irish monastery system evolved after the time of Patrick and the Irish church did not develop the diocesan model that Patrick and the other early missionaries had tried to establish.

The available body of evidence does not allow the dates of Patrick’s life to be fixed with certainty, but it appears that he was active as a missionary in Ireland during the second half of the fifth century. Two letters from him survive, along with later hagiographies from the seventh century onwards. Many of these works cannot be taken as authentic traditions. Uncritical acceptance of the Annals of Ulster (see below) would imply that he lived from 378 to 493, and ministered in modern day northern Ireland from 433 onwards.

Photobucket

En español:

San Patricio
Patrón de Irlanda
Fiesta: 17 de marzo

“Yo era como una piedra en una profunda mina; y aquel que es poderoso vino, y en su misericordia, me levantó y me puso sobre una pared.” -San Patricio

Nacido en Gran Bretaña (Bennhaven Taberniae (pueblecito de Escocia que hoy no se encuentra en los mapas) hacia el 385, muy joven fue llevado cautivo a Irlanda, y obligado a guardar ovejas. Recobrada la libertad, abrazó el estado clerical y fue consagrado obispo Irlanda, desplegando extraordinarias dotes de evangelizador, y convirtiendo a la fe a numerosas gentes, entre las que organizó la Iglesia. Murió el año 461, en Down, llamado en su honor Downpatrik (Irlanda).

No se conoce con exactitud los datos cronológicos del Apóstol de Irlanda. Por lo que el santo dice de si mismo, se supone que era de origen romano-bretón. Su padre Calpurnio era diácono y oficial del ejercito romano; su madre era familia de San Martín de Tours; su abuelo había sido sacerdote ya que en aquellos tiempos no se había impuesto aún la ley del celibato sacerdotal en todo el occidente.

Se afirma que fue alrededor del año 403, a la edad de 16 años, que cayó prisionero de piratas junto con otros jóvenes para ser vendido como esclavo a un pagano del norte de Irlanda llamado Milcho. Lo sirvió cuidando ovejas. Trató de huir varias veces sin éxito.

La Divina Providencia aprovechó este tiempo de esclavitud, de rudo trabajo y sufrimiento, para espiritualizarlo, preparándolo para el futuro, ya que el mismo dijo que hasta entonces “aún no conocía al verdadero Dios”, queriendo decir que había vivido indiferente a los consejos y advertencias de la Iglesia.

Se cree que el lugar de su cautiverio fue en las costas de Mayo, al borde del bosque de Fochlad (o Foclut). De ser así, el monte de Crochan Aigli, que fue escenario del famoso ayuno de San Patricio, también fue el lugar donde vivió los tristes años de su juventud.

Lo mas importante es que para entonces, como el lo dice: “oraba de continuo durante las horas del día y fue así como el amor de Dios y el temor ante su grandeza, crecieron mas dentro de mí, al tiempo que se afirmaba mi fe y mi espíritu se conmovía y se inquietaba, de suerte que me sentía impulsado a hacer hasta cien oraciones en el día y, por la noche otras tantas. Con este fin, permanecía solo en los bosques y en las montañas. Y si acaso me quedaba dormido, desde antes de que despuntara el alba me despertaba para orar, en tiempos de neviscas y de heladas, de niebla y de lluvias. Por entonces estaba contento, porque lejos de sentir en mi la tibieza que ahora suele embargarme, el espíritu hervía en mi interior”.

Después de seis años en tierra de Irlanda y de haber rezado mucho a Dios para que le iluminara sobre su futuro, una noche soñó que una voz le mandaba salir huyendo y llegar hasta el mar, donde un barco lo iba a recibir. Huyendo, caminó mas de 300 kilómetros para llegar a la costa. Encontró el barco, pero el capitán se negaba rotundamente a transportarlo. Sus reiteradas peticiones para que le dejasen viajar gratis fueron siempre rechazadas, hasta que al fin, después de mucho orar con fervor, el capitán accedió a llevarlo hasta Francia. La travesía fue aventurada y peligrosa. Después de tres días de tormenta en el mar, tocaron tierra en un lugar deshabitado de la costa, caminaron un mes sin encontrar a nadie y hasta las provisiones se agotaron. Patricio narra esa aventura diciendo:
“llegó el día en que el capitán de la nave, angustiado por nuestra situación, me instaba a pedir el auxilio del cielo. ‘¿Cómo es que nos sucede esto, cristiano? Dijiste que tu Dios era grande y todopoderoso, ¿por qué entonces no le diriges una plegaria por nosotros, que estamos amenazados de morir por hambre? Tal vez no volvamos a ver a un ser humano…’ A aquellas súplicas yo respondí francamente: ‘Poned toda vuestra confianza y volved vuestros corazones al Señor mi Dios, para quien nada es imposible, a fin de que en este día os envíe vuestro alimento en abundancia y también para los siguientes del viaje, hasta que estéis satisfechos puesto que El tiene de sobra en todas partes’. Fue entonces cuando vimos cruzar por el camino una piara de cerdos; mis compañeros los persiguieron y mataron a muchos. Ahí nos quedamos dos noches y, cuando todos estuvieron bien satisfechos y hasta los perros que aún sobrevivían, quedaron hartos, reanudamos la caminata. Después de aquella comilona todos mostraban su agradecimiento a Dios y yo me convertí en un ser muy honorable a sus ojos. Desde aquel día tuvimos alimento en abundancia.”

Finalmente llegaron a lugar habitado y así Patricio quedó a salvo a la edad de veintidós o veintitrés años y volvió a su casa. Con el tiempo, durante las vigilias de Patricio en los campos, se reanudaron las visiones y, a menudo, oía “las voces de los que moran mas allá del bosque Foclut, mas allá del mar del oeste y así gritaban todas al mismo tiempo, como si salieran de una sola boca, estas palabras: ‘Clamamos a ti, Ho joven lleno de virtudes, para que vengas entre nosotros nuevamente’ “. “Eternas gracias deben dársele a Dios, agrega, porque al cabo de algunos años el Señor les concedió aquello por lo que clamaban”.

No hay ninguna certeza respecto al orden de los acontecimientos que se produjeron desde entonces.

Los primeros biógrafos del santo dicen que Patricio pasó varios años en Francia antes de realizar su trabajo de evangelización en Irlanda. Existen pruebas firmes de que pasó unos tres años en la isla de Lérins, frente a Canes, y después se radicó en Auxerre durante quince años mas. También hay sólidas evidencias de que tenía buenas relaciones personales con el obispo San Germán de Auxerre. Durante este tiempo le ordenaron sacerdote.

Algunos historiadores sostienen, que en esa época hizo un viaje a Roma y que, el Papa Celestino I fue quien le envió a Irlanda con una misión especial, ya que su primer enviado Paladio nunca logró cumplir porque a los doce meses de haber partido murió en el norte de Britania. Para realizar esa misión encomendada por el Pontífice, San Germán de Auxerre consagró obispo a Patricio.

Puesto que dependemos de datos confusos, legendarios y muchas veces contradictorios, de sus primeros biógrafos, es materialmente imposible obtener detalles del heroico trabajo en las tierras donde había estado cautivo. La tradición afirma que trabajó en el norte, en la región de Slemish, que dicen fue la misma donde Patricio cuidaba el ganado y oraba a Dios cuando era un joven esclavo. Una anécdota que antiguamente la tenían por auténtica en Irlanda relata que cuando el amo se enteró del regreso de Patricio convertido en venerado predicador, se puso tan furioso que prendió fuego a su propia casa, pereciendo en medio de las llamas.

Se afirma que, a su arribo a tierras irlandesas, San Patricio permaneció una temporada en Ulster, donde fundó el monasterio de Saúl y que con la energía que lo caracterizaba se propuso la tarea de conquistar el favor del “Gran Rey” Laoghaire, que vivía con su corte en Tara, de la región de Meath.

Utilizaba un lenguaje sencillo al evangelizar. Por ejemplo, para explicarles acerca de la Santísima Trinidad, les presentaba la hoja del trébol, diciéndoles que así como esas tres hojitas forman una sola verdadera hoja, así las tres personas divinas, Padre, Hijo y Espíritu Santo, forman un solo Dios verdadero. Todos lo escuchaban con gusto, porque el pueblo lo que deseaba era entender.

San Patricio y sus enemigos

Sus acérrimos opositores fueron los druidas, representantes de los dioses paganos. También sufrió mucho a manos de los herejes pelagianos, que para arruinar su obra recurrieron inclusive a la calumnia. Para defenderse, Patricio escribió su Confessio. Por fortuna poseemos una colección bastante nutrida de esos escritos, que nos muestra algo de el mismo, como sentía y actuaba.

Circulaba entre los paganos un extraño vaticinio, una profecía, respecto al santo, que Muirchu, su historiador nos transmite textualmente así: “Cabeza de azuela (referencia a la forma aplanada de la cabeza tonsurada) vendrá con sus seguidores de cabezas chatas, y su casa (casulla o casuela, es decir casa pequeña) tendrá un agujero para que saque su cabeza. Desde su mesa clamará contra la impiedad hacia el oriente de su casa. Y todos sus familiares responderán, Amén, Amén”. Los augurios agregaban esto todavía: “Por lo tanto, cuando sucedan todas estas cosas, nuestro reino, que es un reinado de idolatría, se derrumbará”.

En la evangelización, San Patricio puso mucha atención en la conversión de los jefes, aunque parece ser que el mismo rey Laoghaire no se convirtió al cristianismo, pero si, varios miembros de su familia. Consiguió el amparo de muchos jefes poderosos, en medio de muchas dificultades y constantes peligros, incluso el riesgo de perder la vida (mas de cinco veces) en su trato con aquellos bárbaros. Pero se notaba que había una intervención milagrosa de Dios que lo libraba de la muerte todas las veces que los enemigos de la religión trataban de matarlo. En un incidente que ocurrió en misión, su cochero Odhran, quizás por algún presentimiento, insistió en reemplazar al santo en el manejo de los caballos que tiraban del coche, por consiguiente fue Odhram quien recibió el golpe mortal de una lanza que estaba destinada a quitarle la vida a San Patricio.

No obstante los contratiempos, el trabajo de la evangelización de Irlanda, siguió firme. En varios sitios de Irlanda, construyó abadías, que después llegaron a ser famosas y alrededor de ellas nacieron las futuras ciudades. En Leitrim, al norte de Tara, derribó al ídolo de Crom Cruach y fue uno de los lugares donde edificó una de las iglesias cristianas. En la región de Connaught, realizó cosas notables. En la población de Tirechan se conservó para la posteridad la historia de la conversión de Ethne y Fedelm, hijas del rey Laoghaire. También existen las narraciones de las heroicas predicaciones de San Patricio en Ulster, en Leinster y en Munster.

Por su santidad, manifiesta en su carácter su lenguaje sencillo al evangelizar y por el don de hacer milagros, San Patricio logró muchas victorias sobre sus oponentes paganos y hechiceros. Ese triunfo le sirvió para que los pobladores de Irlanda se abrieran a la predicación del cristianismo. De hecho hacen referencias en los textos del Senchus Mor (el antiguo código de las leyes irlandesas) a cierto acuerdo concertado en Tara entre los paganos y el santo y su discípulo San Benigno (Benen). Dicen esos libros que “Patricio convocó a los hombres del Erin para que se reunieran todos en un sitio a fin de conferenciar con él. Cuando estuvieron reunidos, se les predicó el Evangelio de Cristo para que todos lo escucharan. Y sucedió que, en cuanto los hombres del Erin escucharon el Evangelio y conocieron como este daba frutos en el gran poder de Patricio demostrado desde su arribo y al ver al rey Laoghaire y a sus druidas asombrados por las grandes maravillas y los milagros que obraba, todos se inclinaron para mostrar su obediencia a la voluntad de Dios y a Patricio”.

Hay muchas fantasías sobre las confrontaciones de San Patricio con los magos druidas pero también hay relatos que tienen un trasfondo sin duda histórico. Dicen que un Sábado Santo, cuando nuestro santo encendió el fuego pascual, se lanzaron con toda su furia a apagarlo, pero por más que trataron no lo lograron. Entonces uno de ellos exclamó: “El fuego de la religión que Patricio ha encendido, se extenderá por toda la isla”. Y se alejaron. La frase del mago se ha cumplido; la religión católica se extendió de tal manera por toda Irlanda, que hoy sigue siendo un país católico, iluminado por la luz de la religión de Cristo, y que a su vez a dado muchos misioneros a la Iglesia.

El Sínodo

Hay muchas y buenas razones para creer que San Patricio convocó a un sínodo, seguramente en Armagh, no se mencionó el sitio. Muchos de los decretos emitidos en aquella asamblea, han llegado hasta nosotros tal como fueron redactados, aunque no cabe dudas que a varios de ellos se le hicieron añadiduras y enmiendas. En esa época San Patricio era ya un anciano con la salud quebrantada por el desgaste físico de sus austeridades y de sus treinta años de viajes de evangelización. Probablemente el sínodo haya tenido lugar cuando los días del santo ya estaban contados

Vida de Santidad

Solo llegaremos a comprender el hondo sentimiento humano que tenía el santo y el profundo amor a Dios que lo animaba, si estudiamos detenidamente sus escritos contenidos en las “Confesiones”, la Lorica y la carta a Coroticus de San Patricio. Conoceremos el secreto de la extraordinaria impresión que causaba a los que lo conocían personalmente. Patricio era un hombre muy sencillo, con un gran espíritu de humildad. Decía que su trabajo misionero era la simple actuación de un mandamiento divino y que su aversión contra los pelagianos se debía al absoluto valor teológico que él atribuía a la gracia. Era profundamente afectuoso, por lo que vemos en sus escritos referirse tantas veces al inmenso dolor que le produjo separarse de su familia de sangre y de su casa, a la que le unía un gran cariño. Era muy sensible, le hacía sufrir mucho que digan que trabajaba en la misión que había emprendido para buscar provecho propio, por eso insistía tanto en el desinterés que lo animaban a seguir trabajando.

De sus Confesiones: “Incontables dones me fueron concedidos con el llanto y con las lágrimas. Contrarié a mis gentes y también, contra mi voluntad, a no pocos de mis mayores; pero como Dios era mi guía, yo no consentí en ceder ante ellos de ninguna manera. No fue por mérito propio, sino porque Dios me había conquistado y reinaba en mí. Fue El quien se resistió a los ruegos de los que me amaban, de suerte que me aparté de ellos para morar entre los paganos de Irlanda, a fin de predicarles el Evangelio y soportar una cantidad grande de insultos por parte de los incrédulos, que me hacían continuos reproches y que aun desataban persecuciones contra mí, en tanto que yo sacrificaba mi libertad en su provecho. Pero si acaso se me considera digno, estoy pronto a dar hasta mi vida en nombre de Dios, sin vacilaciones y con gozo. Es mi vida la que me propongo pasar aquí hasta que se extinga, si el Señor me concede esa gracia”.

La santidad da frutos

El buen éxito de la misión de San Patricio se debe ante todo a su fe por la que se disponía a cualquier sacrificio y a la inteligente organización que supo crear en esa isla, carente de ciudades y dividida en muchas tribus o clanes, dirigidos por un jefe independiente cada una. El supo adaptarse a las condiciones sociales del lugar, formando un clero local, consagró obispos y sacerdotes y fundo monasterios y pequeñas comunidades cristianas dentro del mismo clan, sin rechazar usos ni costumbres tradicionales. Tuvo la feliz idea de que el obispo de cada región fuera al mismo tiempo el Abad o superior del monasterio más importante del lugar, así cada obispo era un fervoroso religioso y tenía la ayuda de sus monjes para enseñar la religión al pueblo. Las vocaciones que consiguió para el sacerdocio y la vida religiosa fueron muchísimas.

La obra de evangelización pudo progresar rápidamente gracias también a que San Patricio atrajo muchos discípulos fieles, como Benigno quién estaba destinado a sucederle. Siempre fue muy fiel a la Iglesia y, a pesar de la distancia, el santo se mantenía en contacto con Roma. En el año 444 se fundó la iglesia catedral de Armagh (hoy Armoc), la sede principal de Irlanda, dato que está asentado en los “Anales de Ulster”. Es probable que no haya pasado mucho tiempo antes que Armagh se convirtiera en un gran centro de educación y administración.

San Patricio, en el transcurso de 30 años de apostolado, convirtió al cristianismo a “toda Irlanda”. El propio santo alude, mas de una vez, a las “multitudes”, a los “muchos miles” que bautizó y confirmó. “Ahí”, dice San Patricio, “donde jamás se había tenido conocimiento de Dios; allá, en Irlanda, donde se adoraba a los ídolos y se cometían toda suerte de abominaciones, ¿cómo ha sido posible formar un pueblo del Señor, donde las gentes puedan llamarse hijos de Dios? Ahí se ha visto que hijos e hijas de los reyezuelos escoceses, se transformen en monjes y en vírgenes de Cristo”. Sin embargo, como es lógico pensar, el paganismo y el vicio no habían desaparecido por completo. En las “Confesiones”, que fueron escritas hacia el fin de su vida, dice el santo: “A diario estoy a la espera de una muerte violenta, de ser robado, de que me secuestren para servir como esclavo, o de cualquier otra calamidad semejante”. Pero más adelante agrega: “Me he puesto en manos del Dios de misericordia, del Todopoderoso Señor que gobierna toda cosa y, como dijo el profeta: ‘Deja tus cuidados con el Señor y El proveerá la manera de aliviarlos”. En esta confianza estaba, sin duda su incansable valor y la firme decisión de San Patricio a lo largo de su heroica carrera. Su fortaleza de no permitir a los enemigos del catolicismo que propagaran por allí sus herejías, fue una de las razones para que Irlanda se haya conservado tan católica.

La obra del incansable misionero dio muchos frutos con el tiempo: Lo vemos en el maravilloso florecimiento de santos irlandeses. Logró reformar las leyes civiles de Irlanda, consiguió que la legislación fuera hecha de acuerdo con los principios católicos, lo cual ha contribuido a que esa nación se haya conservado firme en la fe por mas de 15 siglos, a pesar de todas las persecuciones.

Según un cronista de Britania, Nennius, San Patricio subió a una montaña a rezar y hacer ayuno y “desde aquella colina, Patricio bendijo al pueblo de Irlanda y, el objeto que perseguía al subir a la cima, era el de orar por todos y el de ver el fruto de sus trabajos…Después, en edad bien avanzada, fue a recoger su recompensa y a gozar de ella eternamente. Amén”. Patricio murió y fue sepultado en el año 461, en Saúl, región de Stragford Lough, donde había edificado su primera iglesia.

Photobucket

…Escoceses…

-Hasta el peor papel tiene necesidad de ser bien interpretado. Proverbio escocés

-La sonrisa cuesta menos que la electricidad y da más luz. Proverbio escocés

-Miente tu por mi, y yo jurare por ti. Proverbio escocés

-Ninguna buena historia se gasta, por muchas veces que se cuente. Proverbio escocés

-No hay medicina para el miedo. Proverbio escocés

-Nunca permitas que tus pies vayan por delante de tus zapatos. Proverbio escocés

-Por buena que sea la cuna, mejor es la buena crianza. Proverbio escocés

-No te cases por dinero, a préstamo lo consigues más barato. Proverbio escocés

-Se justo con todos pero no te confíes de todos. Proverbio escocés

-Que la esperanza no te lleve jamás a despreciar lo que tienes. Proverbio escocés

PhotobucketPhotobucket

Photobucket

La selección escocesa de rugby viajará a Argentina para jugar amistosos

EDIMBURGO (AFP) — La selección escocesa de rugby tiene pensado viajar en el mes de junio a Argentina para disputar dos encuentros amistosos, anunció el miércoles la Federación Escocesa de Rugby (SRU).

El primer ‘test-match’ ante Argentina estaría previsto para el sábado 7 de junio, en un lugar aún por determinar, mientras que el segundo amistoso sería una semana después, posiblemente en Buenos Aires.

La SRU precisó que aún tienen que precisarse las condiciones que rodearán ambos partidos. Escocia, cuya última gira por Argentina fue en 1994, perdió 19-13 con los Pumas en los cuartos de final del pasado Mundial de Francia-2007.

En ese torneo, el combinado argentino cayó eliminado (37-13) ante Sudáfrica, futuro campeón, en las semifinales.

“Argentina será una gira exigente en lo físico y sabemos, desde nuestro último partido ante ellos en octubre, en los cuartos de final del Mundial, que necesitaremos estar al mejor nivel”, apuntó el entrenador escocés, Frank Hadden.

Varios integrantes del XV de Escocia, como Jason White, Chris Paterson o Simon Taylor, visitaron Argentina con la selección sub-19 en el Mundial IRB Junior de 1997.

Photobucket

*********************************************************************

Photobucket

ONE VISION

http://www.unicovideo.com/pop/youtube/XJvNvBYTsGw/one-vision.aspx

One man one goal one mission
One heart one soul just one solution
One flash of light yeah one god one vision

One flesh one bone
One true religion
One voice one hope
One real decision
Wowowowo gimme one vision

No wrong no right
I’m gonna tell you there’s no black and no white
No blood no stain
All we need is one world wide vision

One flesh one bone
One true religion
One race one hope
One real decision
Wowowowo oh yeah oh yeah oh yeah

I had a dream
When I was young
A dream of sweet illusion
A glimpse of hope and unity
And visions of one sweet union
But a cold wind blows
And a dark rain falls
And in my heart it shows
Look what they’ve done to my dreams

So give me your hands
Give me your hearts
I’m ready
There’s only one direction
One world one nation
Yeah one vision

No hate no fight
Just excitation
All through the night
It’s a celebration wowowowo yeah

One one one one…
One vision…

One flesh one bone
One true religion
One voice one hope
One real decision

Gimme one light
Gimme one hope
Just gimme
One man one man
One bar one night
One day hey hey
Just gimme gimme gimme gimme
Fried chicken.

Photobucket